HOTEL LA LANTERNE

El diseño de un hotel debe responder a la organización de los espacios y equipamientos que ofrezcan un hábitat de confort. Pero además el proyectista debe aportar la identidad diferencial a cada proyecto.

Cada día es más habitual un habitante de los hoteles que necesita una identidad clara por cada espacio. La otra alternativa es la uniformidad absoluta de los proyectos, que termina sin duda por percibirse como una propuesta no atractiva.