SPA HOTEL LOS MONTEROS

Desde los romanos, y especialmente en el Renacimiento, el Trampantojo es una técnica muy efectiva para generar amplitud a espacios muy limitados.

En los hábitats interiores, el juego que permite la profundidad de una buena imagen, aporta amplitud y luminosidad.

Este reto es muy habitual en los espacios de agua, donde la cerámica personalizada responde con calidad creativa y con garantía constructiva.